3 claves sobre el cuidado facial

3 claves sobre el cuidado facial Hay 3 productos.

Mostrando 1 - 3 de 3 items

Los días más calurosos han llegado para quedarse durante todo el verano. El sol es más fuerte que nunca y por esto es importante tener una rutina de cuidado facial para el calor con el objetivo de lucir una piel radiante y saludable este verano. ¿Por qué es especialmente importante el cuidado facial? La respuesta es sencilla: el rostro es una de las partes más delicadas de nuestro cuerpo y, por lo tanto, una de las que más sufre los cambios bruscos de temperatura y humedad, así como el efecto de los rayos de sol. A continuación, te damos algunos consejos para cuidar tu piel este verano mediante cremas faciales:

Tener una buena rutina de limpieza facial hidratante es clave para preservar la salud y el aspecto de tu piel. ¿Cómo lo hacemos? Utilizando cremas solares faciales de calidad para conservar el buen estado de tu piel. En este artículo descubrirás algunos consejos para la piel que talvez no te habías planteado. No importa cuál sea tu edad o el tono de tu piel, el cuidado de la piel debe ser una prioridad, especialmente en verano.  

El cosmético imprescindible del verano es el protector solar, sin duda. Si bien el sol es fuente de vitamina D, muy necesaria para el buen funcionamiento del organismo, los rayos UV, tras una exposición prolongada o en hora punta (aprox. de las 11h a las 16h) son demasiado agresivos para la piel y pueden provocar manchas, arrugas, irritación, quemaduras e incluso patologías más serías como cáncer de piel. Todo esto se puede prevenir con los productos adecuados y evitando la sobreexposición al sol.

3 consejos esenciales para el cuidado facial del calor y el sol

Tanto si pasas el verano en la montaña, la ciudad o la playa, proteger tu piel es esencial. Estas son las rutinas básicas para el cuidado de tu piel durante los días de calor:

1- Utiliza protección solar

En primer lugar, encárgate de elegir cremas solares faciales con un buen factor de protección solar. Aplica el protector solar antes de salir del hotel o de casa y asegúrate de ponértelo más de una vez si estarás expuesta al sol durante un largo período. Actualmente existen protectores solares de todo tipo, en formato crema o spray. Elige el que más te convenga y, para obtener mejores resultados, decántate por una crema solar facial específica para rostro y otra para cuerpo. De este modo, aportarás un cuidado especial a la cara, donde la piel es más fina que en el resto del cuerpo. También existen opciones específicas que pueden ser interesantes a partir de los 30 años. Se trata de las cremas solares faciales antiedad o antiarrugas, que contienen ingredientes indicados para frenar el envejecimiento de la piel, acentuado por la radiación solar.

En cualquier caso, conviene leer bien las características que cada producto para asegurarte que se adecua a tu tipo de piel y a la frecuencia de exposición al sol. A más exposición, necesitarás un factor de protección solar más alto para que el efecto protector se prolongue durante más tiempo.

2- Zonas del rostro que debes proteger del sol

Aunque el día esté nublado, el sol penetra igualmente en los poros de la piel. Por eso, no olvides mantener un cuidado facial adecuado, sobre todo en las áreas más expuestas, como son la cara, el cuello, las manos y el escote. Además, es recomendable llevar sombrero o pañuelo, gafas de sol y utilizar ropa fresquita (evitando las prendas ajustadas y con tonos oscuros). Ir a la playa con sombrilla también te evitará dolores de cabeza y protegerá tu piel.

A parte del protector solar, hay un producto de cosmética imprescindible que no puede faltar en tu rutina de belleza. Hablamos de la crema hidratante 24h de piel con FPS. Esta crema aporta hidratación para todo el día, regenera tu piel y la repara. El hecho de que tenga FPS es un valor añadido muy importante en esta época del año, sin embargo, si estamos expuestos al sol durante unas horas, conviene aplicarse un protector solar además de la base hidratante.

3- Mantén tu piel hidratada

Mantenerte hidratada es vital en esta época del año. Esto no solo implica beber mucha agua, sino limpiarla bien y aplicar crema hidratante para recuperar el líquido perdido y evitar las temidas arrugas o piel reseca. El modo cómo te alimentes durante los días de más calor también repercutirá en la salud y el aspecto de tu piel. Aprovecha el aumento de las temperaturas para incrementar tu consumo de agua y de zumos de frutas, té frío y opta por ensaladas frescas y comidas que no requieran de mucha cocción.

Rutina de belleza para una piel radiante

Utiliza exfoliantes: ¿sabías que las células de la piel mueren con mayor facilidad durante el verano? Esta es una de las razones más importantes para incluir en el cuidado facial para el calor una rutina de belleza con una limpieza profunda. Lo ideal es exfoliarte la cara dos veces a la semana para ayudar a eliminar la suciedad de la piel.

Esperamos que este articulo te sea de gran ayuda a la hora de mantener un buen cuidado facial de tu rostro, sabemos lo importante que es mantener la salud de tu piel y las dudas que puedes tener por no saber cómo cuidar correctamente de piel. Sigue estos prácticos consejos para mantener tu piel muy bonita y saludable durante esta época de sol y tiempo al aire libre.