Esmalte de uñas

Esmalte de uñas Hay 3 productos.

Mostrando 1 - 3 de 3 items

Dicen que por las manos se puede saber cómo es una persona, que en ellas se reflejan los rasgos principales de su personalidad. Son también un elemento clave a la hora de expresarnos: nuestras emociones se plasman perfectamente en la forma en que las movemos. Por ello, los esmaltes de uñas serán grandes aliadas dentro de los diferentes productos maquillaje de uñas para transmitir carácter, personalidad y actitud.

El esmalte de uñas como moda milenaria

A pesar de que el esmalte de uñas tal cual lo conocemos fue patentado en el siglo XX, el gusto por dar a nuestras uñas un acabado más vistoso viene de lejos. Tenemos constancia de que entre la realeza egipcia, ya por el 3500 a.C., la coloración de las uñas era un tratamiento cosmético muy popular. Los pigmentos con los que se daba color a la uña eran de origen vegetal, henna, que aportaba una tonalidad naranja, roja o marrón según el tiempo transcurrido desde la aplicación. También hay referencias del uso de pigmentos para las uñas en China desde el 3000 a.C. Los tonos metálicos y rojizos eran una forma de mostrar el estatus social de los miembros de la realeza del período Zhou, 600 d.C. Las tendencias fueron cambiando, poniéndose de moda el rojo y el negro para la realeza y los colores claros para las clases bajas ya en el 1300 d.C.

Pero el gran boom del esmalte de uñas aún tardaría en llegar. Fue en los años 20 cuando finalmente se patentó el esmalte de uñas que conocemos a día de hoy. La moda de dar color a nuestras uñas se consolidó con la primera dama estadounidense Eleanor Roosevelt, quien hizo de los colores sólidos para las uñas una tendencia que sigue más que viva.

Cómo aplicar el esmalte de uñas correctamente

Una importante parte del proceso de la manicura es el tratamiento de uñas previo al esmalte. Por supuesto, es crucial que nos decantemos por cosméticos de calidad, ya que una opción a priori más económica puede acabar ocasionando problemas en nuestras uñas. Para asegurarnos de que nuestras uñas están cuidadas y sanas, nunca está de más añadir a nuestro surtido de esmaltes de uñas algún tratamiento.

Nutre

Emplea tratamientos nutritivos para aportar esas sustancias que les faltan como las vitaminas o el calcio.  Para resultados óptimos es importante vigilar tu alimentación, ya que las faltas de nutrientes se reflejan muy bien en nuestras uñas. Su aplicación se realiza de forma previa a la del esmalte de uñas.

Repara 

Pocas cosas hay tan molestas como que se te rompa una uña.A veces puede ocurrir pro que son muy finas o blandas. Para evitarlo son aconsejables los tratamientos endurecedores, que aportan rigidez a las uñas. También se aplican antes que el esmalte de uñas.

Hidrata

Un producto que puede resultar algo abrasivo con nuestras manos en general es el quitaesmalte. Aunque existen diferentes tipos, este producto puede acabar resecando partes de nuestras manos como las cutículas. Para minimizar el impacto que el quitaesmaltes pueda tener, es aconsejable la aplicación periódica de un aceite de cutícula, que hidrata y repara.

Por supuesto, todos estos tratamientos deben ir acompañados de una buena crema hidratante de manos. Se trata de una zona de nuestro cuerpo constantemente expuesta a la acción de agentes erosivos del exterior y que se reseca fácilmente, por eso es importante tratarlas con especial mimo. Dependemos de ellas para todo, no las dejamos descansar en todo el día, así que es mejor cuidarlas bien. Aunque sea el esmalte de uñas más bonito del mundo, si nuestras manos no están cuidadas, sino secas o agrietadas no lucirá de igual manera e incluso puede perjudicarlas aún más su aplicación.

Tipos de esmaltes de uñas

Los esmaltes o lacas de uñas son un producto básico de nuestra cosmética diaria. Y quizá se trate de uno de los productos más versátiles de nuestra selección cosmética personal. Los esmaltes de uñas tienen un rango muy amplio de estilos, abarcando todos los extremos del espectro.

Esmalte de uñas nude

Los tonos de esmalte de uñas más naturales y similares a nuestro tono de piel son los de las gamas nude. Éstos permiten lucir una manicura más natural y discreta, aportando un aspecto impoluto a nuestras uñas. Buen ejemplo de ello sería la manicura francesa clásica.

Esmalte de uñas de tonos oscuros

Los esmaltes de uñas en tonos oscuros, como el borgoña, el violeta o los marrones aportan a nuestro look matices de elagancia, sobriedad y modernidad ideales para ocasiones formales, como reuniones de trabajo o compromisos elegantes.

Esmalte de uñas rojo

Por otra parte, no hay que olvidar el clásico esmalte de uñas rojo, una opción muy versátil, tanto si tienes una entrevista importante como si te preparas para una noche de fiesta. El esmalte de uñas rojo es el clásico que nunca desentona.

El esmalte de uñas y la manicura tienen algo que los diferencia del resto de técnicas de maquillaje, y es que permiten dar rienda suelta a tu creatividad sea cual sea la ocasión. Si te atreves con una propuesta de esmalte de uñas innovadora, aportarás a tu look un toque de frescura y diversión que seguro que no pasará desapercibido. También puedes optar por esmaltes de uñas en tonos eléctricos, acabados metalizados, estampados elaborados o incrustaciones, las opciones son casi infinitas para hacer de tu manicura una propuesta única y personal.

¿Necesitas ideas para pintarte las uñas o quieres poner a prueba tu destreza con el pincel? No te pierdas algunas de las tendencias de maquillaje de uñas de esta nueva temporada, ¡la ocasión perfecta para ponerte creativa con el esmalte de uñas!

Recuerda: las reglas las pones tú. Elige el esmalte de uñas con el que más a gusto te sientas y ¡tus manos hablarán por sí solas!