Cremas con colágeno: para qué sirven y cómo funcionan
Por julio 20, 2021 0 Comentario

Cremas con colágeno: para qué sirven y cómo funcionan

Las cremas con colágeno son uno de los productos más demandados en la industria de la cosmética porque es uno de los activos antiedad más eficaces.

De hecho, es la proteína más abundante de nuestro organismo y está presente de forma natural en los tejidos del cuerpo. El problema es que, con el paso del tiempo, su producción natural disminuye y debemos complementarla con cremas y productos que incluyan colágeno en su formulación.

Su principal función es asegurar la resistencia de la piel y aportarle firmeza y elasticidad. Las cremas con colágeno añaden, además, otros componentes hidratantes y regenerantes para aportar aún más nutrición a la dermis y retrasar la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Beneficios de utilizar cremas con colágeno

Como hemos mencionado, su principal uso en cosmética es el de mejorar la resistencia del cutis y aportar firmeza mejorando su elasticidad, así que su principal acción es la de retrasar el envejecimiento de la piel.

Aportar un extra de colágeno a nuestro organismo también puede aumentar la producción de otras proteínas que ayudan a dar estructura a la piel, como la elastina y la fibrilina.

Como es un componente presente en nuestro organismo de forma natural no suele tener contraindicaciones como alergias o reacciones negativas, pero siempre debemos comprobar las formulaciones porque puede combinarse con otros activos a los que seamos alérgicos.

Además de usos cosméticos, el colágeno se encuentra en los alimentos que consumimos y es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Actúa como pegamento en nuestras articulaciones, ligamentos… ¡e incluso en dientes y encías!

Otro de sus beneficios es que se pueden ver resultados desde el primer uso, aunque comienzan a ser más notables a partir de las 12 semanas. Aun así, está demostrado que, si dejamos de utilizarlo por más de 15 días, los niveles vuelven a decaer.

Por tanto, una vez incorporemos el colágeno en nuestra rutina diaria, deberemos mantener su uso de forma periódica para que siga haciendo efecto.

¿Qué cremas y otros productos con colágeno debo utilizar?

Además del formato crema, el colágeno lo podemos encontrar en inmensidad de formatos.

En cosmética los formatos más utilizados son en crema, como por ejemplo nuestra crema de colágeno marino. Esta crema es la aliada perfecta para combatir los primeros signos de envejecimiento aumentando la hidratación y elasticidad de la piel.

También en formato serum, como nuestro serum de colágeno activo que atenúa las arrugas y aumenta la elasticidad de la piel aportando luminosidad al rostro gracias a su alta concentración de colágeno marino.

Otro formato muy utilizado es en mascarilla. Así, podemos encontrar la mascarilla de colágeno regeneradora, con efecto tensor inmediato y calmante, prolonga la elasticidad de la piel evitando la aparición de nuevas arrugas.

También podemos encontrar complementos alimenticios con concentraciones elevadas de colágeno para aportar un plus de este activo a nuestro organismo desde el interior y conseguir mejorar articulaciones y ligamentos.

Y tú, ¿ya incorporas el colágeno en tu rutina? ¿con qué productos?

 

Deja tu reflexión