Productos para reparar la piel después del verano
Por septiembre 02, 2021 0 Comentario

Productos para reparar la piel después del verano

Debemos reparar la piel después del verano. Con el sol, arena, los excesos de comida y bebida, nuestra piel se resiente y, es posible que hayas notado cambios significativos.

Normalmente, simplificamos la rutina de cuidados diaria, sobre todo si pasamos días fuera de casa y no podemos llevarnos todo el neceser. Por todos estos motivos, la piel acaba alterándose y reaccionando de forma distinta en cada persona.

Por eso, al volver a la rutina con el inicio de curso, debemos tener en cuenta las nuevas necesidades de nuestro cutis. Es común que tienda a resecarse más por culpa de los agentes externos mencionados anteriormente. Aún así, es posible que si tenías la piel normal o seca, ahora la tengas mixta. Cada piel reacciona de forma diferente.

Como consecuencia de estos cambios, debemos dar un paso atrás i preguntarnos qué activos necesita nuestra piel en este momento. A partir de ahí, diseñar una nueva rutina para los próximos meses.

En este post te mostraremos qué productos para reparar la piel puedes utilizar según el tipo de piel que tengas.

Es importante que hablemos de alimentación. Sea cual sea tu tipo de piel. Es normal que en verano descontrolemos los horarios y las comidas. Por eso, un buen primer paso para reparar y recuperar nuestra piel es volver a una dieta saludable, equilibrada y que incorpore frutas y verduras.

Productos para reparar la piel normal a grasa

Para reparar la piel después del verano es importante aportarle un plus de hidratación. Desmitifiquemos eso de que las pieles grasas no necesitan crema hidratante. En realidad, expertos aseguran que la deshidratación favorece que la piel sea más grasienta, creando un efecto rebote.

La piel grasa se caracteriza por un exceso de sebo que hace que se vea brillante, húmeda, y favorece la aparición de espinillas. La piel mixta, presenta las características de la piel grasa en la zona T (frente, nariz y barbilla), y de piel seca en el resto.

En este caso, debemos incorporar un limpiador a diario. Debemos conseguir limpiar en profundidad y eliminar el rastro de células inservibles que se acumulan en la superficie de la piel del rostro. El gel limpiador exfoliante consigue estimular la renovación celular de la piel sin irritarla.

Para aportar un plus de hidratación, podemos incorporar el serum de ácido hialurónico. Además de atenuar arrugas y aportar iluminación a la piel, consigue rellenar hasta las capas más profundas. Es ideal para regenerar la piel tras tratamientos específicos por acné, exposiciones solares intensas o períodos de estrés.

El último paso es utilizar una crema hidratante. En este caso, para pieles con tendencia grasa podemos utilizar la hidratante oil-free. Al no tener grasas ni aceites, mejora el aspecto final del rostro.

¿Y para la piel seca?

Por otro lado, la piel seca se caracteriza por la tirantez, aspereza, picazón y descamación. Si alguno de estos síntomas te es familiar… te explicamos cómo reparar tu piel.

Lo fundamental es conseguir aumentar los niveles de agua en la piel. Para eso, podemos utilizar la leche limpiadora como primer paso. Además de eliminar el maquillaje e impurezas, potencia el sistema de defensa natural de la piel para una mayor resistencia a agentes externos.

El siguiente paso, puede ser el serum de ácido hialurónico y, además, de 2 a 3 veces por semana, la mascarilla gel hidratante. Contiene todos los ingredientes para conseguir una hidratación óptima de la piel.

Terminaremos esta rutina con la crema hidratante para piel seca y extraseca. Por sus efectos emolientes y calmantes proporcionan una hidratación óptima a la piel durante todo el día.

Sea cómo sea tu piel, no te olvides de hidratar también el cuerpo. Con el tratamiento body sculpture, conseguirás una hidratación completa sin sensación grasa. Este producto destaca por su acción anticelulítica, reafirmante y antiestrías. 

Por último, si has notado cambios en lunares o manchas, que crecen o aparecen nuevas, visita al dermatólogo, que las controle y explique cómo actuar. ¡Y no olvides seguir utilizando protección solar a diario!

Deja tu reflexión