Técnicas para aplicar correctamente el maquillaje contouring
Por agosto 20, 2019 0 Comentario

Técnicas para aplicar correctamente el maquillaje contouring

Qué es el maquillaje contouring

El maquillaje contouring es una técnica de maquillaje que se popularizó gracias a la estrella de reality show Kim Kardashian ya en 2016. Hoy en día sigue teniendo un gran peso en el mundo de la moda y el maquillaje. El objetivo del contouring es poder destacar, ocultar e incluso modificar los rasgos faciales a base de jugar con las luces y las sombras. El secreto está en saber qué zonas oscurecer y cuáles iluminar teniendo en cuenta que los tonos oscuros profundizan y empequeñecen mientras que los claros atraen la atención y agrandan las zonas.

Posiblemente al leer qué es el maquillaje contouring quizás te viene a la mente un concepto más antiguo denominado visagismo el cual también busca exaltar la belleza del rostro y que se dio a conocer de la mano del estilista francés Claude Juillard. Así pues, el contouring nos ayuda a conseguir ese aspecto tan deseado de estrella de cine. El maquillaje contouring tiene en cuenta nuestros rasgos para destacar ciertas partes de otras, por esa razón existen diferentes técnicas en su aplicación según la forma de tu rostro.

Maquillaje contouring según la forma de tu rostro

Según la forma de tu rostro, deberás aplicar los tonos oscuros y claros en diferentes zonas.

Cara alargada: en este caso se busca equilibrar la longitud. Deberás aplicar un triángulo invertido de tono claro debajo de tus ojos. El tono oscuro irá en la línea de crecimiento de pelo, por encima de la línea lateral de la mandíbula y en forma de trazo horizontal al final de la barbilla.

Cara rectangular: las personas con un rostro rectangular suelen tener una mandíbula bien marcada la cual se busca disimular resaltando los pómulos. Marca con un tono oscuro la línea de la mandíbula y sigue de forma más sutil hasta la sien. Dibuja un triángulo invertido bajo tus ojos con el tono claro y un círculo en el centro de tu barbilla.

Cara redonda: en este caso se busca afinar los rasgos. Con el tono oscuro recorre los laterales de tu frente y las sienes, y acaba rodeando tus pómulos. Con los tonos claros, añade luz creando un círculo en el centro de tu frente, los triángulos invertidos bajo tus ojos y un ovalo en tu barbilla.

Cara cuadrada: en este caso es necesario aplicar el tono oscuro per encima de la mandíbula, en tus mejillas y en las sienes. El tono claro lo marcaremos debajo de los ojos, en el centro de la barbilla y en el interior del arco de tus cejas.

Cara diamante: aquí aplicaremos una única línea oscura por debajo de las mejillas para destacar el pómulo. El tono más claro en el centro de tu barbilla y frente, también puedes incluir los triángulos invertidos en tus ojos.

Cara triangular: en este caso usaremos el tono oscuro en la zona superior de la frente. Con el tono claro dibuja un círculo por encima de la mandíbula y otro en el centro de la barbilla.

Pasos para conseguir un perfecto maquillaje contouring

Para empezar con el maquillaje contouring primero necesitas conocer la forma de tu rostro y segundo las zonas que debes oscurecer e iluminar, justo lo que has aprendido en el anterior apartado al leer las diferentes técnicas que debes aplicar según la forma de tu rostro.

 

Para elegir correctamente los tonos oscuros y claros, debes tener en cuenta el tono natural de tu piel. En MCY Cosmetics encontrarás una gran variedad de tonalidades para poder dar vida al contouring. Nosotras recomendamos el maquillaje de polvo pues es más fácil de difuminar y resiste más tiempo en nuestro rostro.

Una vez que tienes claro estos dos conceptos llega el momento de hacer magia, es decir, ¡es la hora de difuminar! Para un buen difuminado una brocha biselada es la perfecta elección para conseguir que ambos tonos se fundan. Si has usado productos líquidos inclínate por una brocha de lengua de gato.

¡Volià! Ya puedes presumir de un auténtico maquillaje contouring.

Deja tu reflexión