Maquillaje fluido

Maquillaje fluido Hay 6 productos.

Mostrando 1 - 6 de 6 items

Existen dos tipos de maquillaje: el de base compacta y el maquillaje fluido. Aunque parezcan similares, no lo son, por lo que tu piel se verá diferente dependiendo de cuál escojas. Durante los meses de calor, se recomienda optar por el maquillaje fluido, por su frescura y ligereza que da como resultado una piel natural. 

Las ventajas más destacadas del maquillaje fluido son su facilidad a la hora de aplicarlo, un plus de hidratación para la piel y un acabado perfecto, ya que este tipo de maquillaje de cara se funde perfectamente con la piel, unificando el cutis.

Cómo elegir el maquillaje fluido

Este año, la tendencia en maquillaje es lucir un brillo natural, que resalte tu tono de piel. Por ello, nuestra recomendación es que escojas el tono de maquillaje que más se adapte a tu color de piel. Tienes tres opciones en función de tu fototipo: el tono claro, medio y oscuro.

De todas formas, es importante que antes de elegir el maquillaje, verifiques tu tipo de piel: si es grasa, seca, normal, mixta o con algún tipo de sensibilidad. En función de las características de tu piel, decide cuál es el tipo de maquillaje que se adapta más a ti.

Asimismo, a la hora de elegir la base de maquillaje, también debes tener en cuenta tu edad, ya que existen en el mercado productos de maquillaje fluido indicados para pieles jóvenes y maquillaje fluido con efecto antiarrugas, para aquellos rostros a los que además de aportar brillo y color, se le añade un efecto tensor.

Aplicación del maquillaje líquido

La aplicación del maquillaje fluido es muy sencilla. Puedes distribuirlo por tu rostro con tus propias manos - como una crema hidratante- o bien con una brocha. El resultado final es óptimo, ya que el maquillaje fluido se funde con la piel y la alisa de una manera natural. Además, si tu piel presenta manchas o pequeñas imperfecciones, el maquillaje fluido es el más apropiado, ya que conseguirás disimularlas muy bien. Puedes aplicar primero algún cosmético corrector y extender la base de maquillaje fluido por encima.

Asimismo, recuerda que para que tu maquillaje quede perfecto, es recomendable cuidar bien la hidratación de tu piel antes de maquillarte, por ello, puedes aplicar un poco de crema hidratante antes de empezar con tu rutina de maquillaje. Después, aplica una fina base de maquillaje fluido por la cara y ¡no te olvides de extenderla también por el cuello! Extiende bien el líquido hasta obtener como resultado final un cutis compacto. Si lo prefieres, puedes destacar la frente y los pómulos con un toque de crema o líquido y un iluminador, así le darás un plus de frescura a tu rostro.

Con el maquillaje fluido conseguirás un rostro totalmente liso, ocultando las pequeñas imperfecciones, pero sin sacrificar la naturalidad. Perfecto tanto para el día a día como para aquellas ocasiones más especiales.