¿Por qué necesitas una crema exfoliante?

¿Por qué necesitas una crema exfoliante? Hay 3 productos.

Mostrando 1 - 3 de 3 items

¿Notas que la piel de tu rostro ha perdido luminosidad? ¿Te gustaría tener un cutis radiante durante todo el año? Incorpora una crema exfoliante a tu rutina de belleza y conseguirás mantener la piel suave, hidratada y con una apariencia joven.

CONSIGUE TU PACK DE BELLEZA ROSTRO RADIANTE CON CREMA EXFOLIANTE Y CREMA HIDRATANTE

La exfoliación es una rutina de belleza que consiste en la eliminación de las células muertas de la piel mediante la utilización de productos cosméticos formulados especialmente para ello, como la crema exfoliante.

Se trata de un hábito esencial para el cuidado de la piel que todo el mundo debería realizar periódicamente, ya que la exfoliación es una de las maneras más efectivas de mantener la luminosidad del rostro.

La crema exfoliante está formulada con unos componentes naturales que consiguen estimular la producción de lípidos, que son los responsables de mantener la piel hidratada, y combatir los poros tapados.

crema exfoliante

¿Por qué debes exfoliarte?

Para empezar, debes saber que la piel requiere de un cuidado especial y diferente en función de la zona (rostro -cara y cuello- y el resto del cuerpo). La epidermis -que es la capa de la piel más externa- se ve afectada diariamente por diversos factores como la contaminación del medio ambiente o los cambios hormonales. Como consecuencia, la piel se va resecando y genera una especie de escamas producidas por las células muertas. Aunque la piel se regenerando a diario, es necesario eliminar las células muertas para que la epidermis pueda exponer las células jóvenes y renovadas.

Con la exfoliación te desprendes de las células muertas de la piel y ayudas a tu piel a absorber mejor las propiedades de los productos de cosmética que forman parte de tu rutina de cuidado diario -crema antiarrugas, crema hidratante, etc.- Retirar todas las células muertas es una necesidad tanto para los hombres como para las mujeres que quieren lucir una piel con una luminosidad y textura saludable.

Cada cuánto tiempo debo utilizar una crema exfoliante

Para cuidar la piel de tu rostro, es necesario que lleves a cabo diariamente una rutina de limpieza facial, que consista en enjuagar dos veces al día (al levantarte y antes de ir a dormir) la cara con productos específicos que eliminen los restos de maquillaje y suciedad que se hayan acumulado en tu piel.

Además, los expertos recomiendan hacerse una exfoliación, por lo menos, un par de veces o tres a la semana. De todas formas, debes tener en cuenta que el uso de cremas exfoliantes muy fuertes o la realización excesiva de esta rutina de belleza pueden causar sequedad o irritación en la piel.

Por tanto, la frecuencia de exfoliación dependerá de diversos factores como, por ejemplo, la estacionalidad. Durante las vacaciones de verano estás más expuesto a los rayos del sol, al cloro y al agua salada, lo que genera que la piel se reseque constantemente, obligando a exfoliar con mayor frecuencia, especialmente las zonas de las rodillas, codos y pies.  En cambio, durante el invierno es común sufrir picazón por el uso de agua excesivamente caliente, la falta de hidratación y el aire frío. En estos casos, el uso de una crema exfoliante debe ser menos reiterada.

Asimismo, si deseas saber con mayor exactitud con cuanta frecuencia debes utilizar estos cosméticos, presta atención a cómo reacciona tu piel después de cada exfoliación. Por ejemplo, si ves que se ve roja o si sientes que está seca o irritada, es probable que, al eliminar las células muertas hayas retirado la capa protectora, lo que facilita que se evapore con mayor facilidad la humedad que retenías. Por ello, es importante que después de utilizar una crema exfoliante te apliques una crema hidratante.

3+ 1 Consejos para exfoliar la piel adecuadamente

  1. Aunque parezca una obviedad, para aplicar la crema exfoliante es necesario que tu piel esté húmeda. Evita exfoliarte en seco, ya que puede causar hipersensibilidad, enrojecimiento y raspones, así como si la temperatura es alta o después de tomar el sol durante horas.

  2. Si acabas de depilarte espera, por lo menos, 24 horas para exfoliarte.
  3. Elije una crema exfoliante diferente para el rostro y el cuerpo. Para la cara debes optar por cremas exfoliantes menos agresivas, que incluyan componentes con efectos anti-irritantes, antisépticos y calmantes.
  4. Recuerda aplicarte siempre una crema hidratante y un protector solar. Utilízalo en las áreas que sepas que estarán más expuestas como cara, cuello, manos, pies y brazos.

Cómo realizar correctamente una exfoliación del rostro

Antes de empezar con la exfoliación, asegúrate de adquirir una crema exfoliante formulada especialmente para el rostro, puesto que la piel de la cara y el cuello es más sensible y requiere de productos específicos. Si aplicas un exfoliante corporal, puedes experimentar irritación y sensibilidad.

El primer paso para realizar una exfoliación de cara y cuello es eliminar por completo, con un desmaquillante, los restos de maquillaje. Asegúrate de tener la piel del rostro totalmente limpia. Asimismo, recuerda humedecer la cara y la zona del cuello antes de aplicar el cosmético, ya que se esparcirá mucho mejor y conseguirás eliminar por completo las células muertas de la piel.

Aplica la crema exfoliante en el rostro y cuello con suaves movimientos circulares hacia arriba. Incide sobre todo en la zona T (frente, nariz y barbilla) y en los pliegues nariz y barbilla. Evita aplicarlo en el contorno de ojos, ya que es una zona especialmente sensible. Trata de no aplicar demasiada presión.

Retira el producto con agua fría para conseguir que los poros se cierren y sécala con suaves golpecitos en lugar de restregarte la toalla. Para finalizar el tratamiento de belleza, te recomendamos que apliques un gel o crema hidratante, verás como tu piel la absorbe rápidamente. 

Para la exfoliación del cuerpo, enfócate principalmente en los codos, rodillas y talones, ya que en estas áreas las células muertas se acumulan en mayor frecuencia y requieren de un cuidado especial. Realiza también movimientos circulares, en este caso, hacia el interior.

¡Elige ya tu crema exfoliante y presume de un rostro radiante las 24 horas del día! Cuida y mima tu piel para conservar esa luminosidad y juventud.